Comentarios

Ejercicios de Tai Chi para las rodillas

Ejercicios de Tai Chi para las rodillas



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

El antiguo arte marcial chino del Tai Chi a veces se ha denominado meditación conmovedora debido a sus movimientos suaves y fluidos y su enfoque en permanecer presente. Los defensores de Tai Chi han elogiado la práctica por sus beneficios mentales y físicos, como la disminución del estrés, un sistema inmunológico más fuerte y una mayor flexibilidad. Sin embargo, un estudio de 2009 publicado en la revista "Arthritis & Rheumatism" indica que el Tai Chi también reduce el deterioro físico y el dolor en las rodillas.

Entrar en alineación

Si desea que sus rodillas experimenten todos los beneficios de los ejercicios de Tai Chi, primero practique la alineación adecuada. Imagine sus tobillos como un pedestal que sostiene el resto de su cuerpo. Si no están alineados, sus pies y piernas tampoco lo estarán. Si sus pies ruedan hacia adentro, el movimiento causará pronación, lo que puede provocar presión en la rodilla, dolor y lesiones. Encuentre la alineación adecuada ahuecando las plantas de los pies hacia arriba para formar una forma de arco, mientras gira los tobillos hacia afuera al mismo tiempo, dice David Walls-Kaufmann de Capitol Hill Tai Chi.

Aplicar fricción

Una vez que haya logrado esa alineación, aplique un poco de fricción para aflojar las rodillas. Siéntate en una silla y estira una pierna. Mantenga sus manos rígidas y verticales, pretenda que está haciendo el número "11" con ellas, y coloque una a cada lado de la rótula de su pierna extendida. Frote sus manos firmemente en direcciones opuestas, aplicando una presión lo suficientemente vigorosa como para crear una sensación de calor por la fricción. Agite la rótula hacia adelante y hacia atrás, hacia arriba y hacia abajo, creando un patrón de signo más. Esto aumentará su circulación y reducirá la rigidez. Termine doblando la rodilla varias veces antes de cambiar a la otra pierna. Si esta posición le duele la espalda, eleve la pierna extendida para que no tenga que doblarse tanto.

Trabajar esos quads

Los ejercicios que desarrollan músculo en los cuádriceps, o los músculos grandes que corren a lo largo de la parte delantera de los muslos, fortalecen las rodillas y reducen el riesgo de dolor, dice la Arthritis Foundation. Déle a sus cuádriceps un entrenamiento para fortalecer las rodillas parándose sobre una pierna y levantando la otra pierna en una curva suave, con el muslo paralelo al piso. Lentamente doble la pierna que soporta el peso en una posición en cuclillas, enfocando su peso en la parte posterior de su pie. Baje los brazos hacia adelante, hacia los lados y sobre la cabeza mientras se pone en cuclillas. Mantén la postura durante unos segundos antes de salir de la sentadilla. Repita en el otro lado.

La grulla divina

El movimiento Divine Crane ayuda a mejorar la movilidad de la rodilla. Primero, párate con los pies firmemente en el suelo, flexionando ligeramente las rodillas. Dobla la cintura y coloca una mano en cada rodilla, tomando tu rótula en la palma de tu mano. Masajee durante unos segundos, luego gire cada rodilla suavemente; rotar 30 veces en una dirección y luego 30 veces en la otra dirección. Cuando termines, ponte de pie y siente la energía en tus rodillas y piernas.

Recursos